Consumo responsable de alcohol

en menores de edad

La ingesta de alcohol en menores de edad resulta perjudicial para la salud, el organismo aún está en desarrollo e indefenso para recibir toxinas. En el caso particular del hígado, éste no se encuentra preparado para metabolizar el alcohol a tan temprana edad, pudiendo presentar graves daños en su funcionamiento.

 

En este período de la vida es donde las personas están más propensas a beber sin control hasta niveles dañinos, llegando incluso a pérdida de conciencia. Pero ¿sabías que si un adulto se demora 10 años en convertirse en alcohólico a un menor sólo le podría tomar meses? Por este motivo los menores de edad no pueden beber alcohol. Casi la mitad de todos los bebedores menores de edad explican que consiguen el alcohol por parte de un adulto. Sin embargo, los adultos también juegan un papel importante en la prevención del consumo de alcohol. Aquellos chicos cuyos padres se interesan en sus vidas son menos propensos a beber. Mostrar interés en la vida de sus hijos puede ser tan sencillo como hablar con ellos.

 

#TOMACONCIENCIA