Estudio de educación de consumo de alcohol revela creencias erróneas en los chilenos a días de Año Nuevo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Con el objetivo de hacer una radiografía al conocimiento de los chilenos entorno al consumo de bebidas con alcohol y descubrir los principales mitos y realidades, la Asociación Pro Consumo Responsable de Bebidas Espirituosas (Aprocor), realizó el primer estudio de Educación de Consumo de Alcohol, el que arrojó interesantes hallazgos a días de los festejos de fin de año.

La encuesta -a cargo de Singular, una de las principales investigadoras de mercado de Chile- se realizó en diciembre a una muestra representativa de personas mayores de 18 años de diferentes zonas del país. El estudio reveló un moderado conocimiento con una evidente falta de educación o información en los chilenos al aparecer creencias erróneas en torno al consumo responsable de bebidas con alcohol y también sobre sus riesgos.

Para Juan Pablo Solís de Ovando Lavín, presidente de  Aprocor, “este inédito estudio reafirma que es fundamental seguir con las campañas y estrategias de consumo responsable de alcohol, pero sobre todo implementar mayor educación en casa, colegios y la sociedad, enfocándose en que el alcohol es alcohol sin importar el tipo de bebida y que para menores de edad, conductores y embarazadas ni una gota de estos productos”.

Solís de Ovando además explicó que “un estudio reciente de la investigadora internacional Euromonitor evidenció que Chile se mantendría en el promedio de consumo total de bebidas con alcohol en América y entre los más bajos de la OCDE, registrando 6,83 litros de alcohol puro total por persona al año”.

Uno de los resultados que llama la atención es el desconocimiento que existe sobre la relación de cantidad de alcohol en cada producto. Un 76% de los encuestados, cree que la cerveza, vinos y destilados tienen diferentes cantidades de alcohol.

Desde Aprocor aclaran la verdad sobre este mito, explicando que todas estas bebidas – bajo la unidad de medida estándar internacional – tienen la misma cantidad de  gramos de alcohol (14 gramos). Es decir, una cerveza de 355 ml de 5°, equivalente a una lata, una copa con 150 ml de vino tinto de 12° o un espirituoso o destilado de 45 ml de 40°, contienen igual cantidad de alcohol, lo que además equivale a una ingesta calórica de 98 calorías.

Otro de los descubrimientos es que hay un alto porcentaje de chilenos que no manejan apropiadamente el concepto de estar Bajo la influencia del alcohol, tal como lo indica la ley. Sólo un 22%, es decir 2 de cada 10 personas, pudo contestar de manera correcta la cantidad de gramos de alcohol por litro de sangre (entre 0.31 y 0,79) definidos en la Ley Tolerancia Cero, el resto de los encuestados no manejaba la cifra o respondió con una medida mayor.

También llamaron la atención las respuestas a algunos mitos sobre el consumo de bebidas con alcohol. Por ejemplo, ante la afirmación de que “los menores de 18 años deberían probar un poco de alcohol, para que aprendan”, un 46% no ve problema con esta acción, algo que es totalmente perjudicial para el desarrollo mental y físico de los adolescentes.

Otra creencia errónea, es que los diferentes tipos de bebidas con alcohol son más fuertes que otras. Un 88% cree que es así, lo que es un error, ya que el ron, el whisky, el pisco o las bebidas destiladas tienen el mismo alcohol y la misma cantidad de etanol por medida estándar al de una cerveza o un vino. Lo relevante en este escenario es que el efecto del alcohol en las personas no depende del tipo de producto, sino de cuánto se consume.

Un 32% cree que tomar café cargado atenúa los efectos del alcohol en el cuerpo, 1 de cada de 10 chilenos piensa que las embarazadas pueden tomar y un 26% cree que está bien que menores de edad puedan ingresar a lugares como discotecas o bares donde se expenden bebidas con alcohol o desconocen dicha restricción estipulada en la reciente modificación a la Ley de Alcoholes N°21.363. Todas estas son creencias o afirmaciones incorrectas.

Resultados más alentadores

El estudio de Aprocor también entrega datos positivos. Existe conocimiento de la Ley Emilia por parte de la población más joven en cuanto a las penas de cárcel a los conductores en estado de ebriedad que generen lesiones gravísimas o muerte (71% entre 18 y 24 años). También es favorable para evitar accidentes viales el que un 76% sepa que no hay un tiempo establecido para retomar la conducción de un vehículo tras beber alcohol.

Lo mismo ocurre con la afirmación que “para obtener la licencia de conducir, las personas no deberían tener antecedentes de consumo irresponsable de alcohol, como haber sido detenido por consumo en la vía pública, por ejemplo”. Un 78% de los encuestados piensan que debería ser requisito.

Por último, entre las medidas preventivas que toman al consumir bebidas con alcohol la opción con mayor preferencia fue el traslado en taxi o aplicaciones de transporte, con un 46,5%, pero llama la atención que exista un 8,3% que no toma ninguna medida.

Conoce el estudio completo aquí

0

Cargando